domingo, 4 de junio de 2017

GP LA BAÑEZA 2016 (21-8-2016)

Agosto nuevamente fue el mes del GP de La Bañeza, por unos desencuentros entre los organizadores habituales y el ayuntamiento una empresa  de fuera se hizo cargo del evento, por internet es fácil encontrar diferentes artículos con los puntos de vista  de unas y otras partes. Este año no tenía muy claro si pasar el fin de semana allí y tras un "repén" liamos los petates y nos fuimos de acampada. En un principio nos dirigimos al camping municipal y con otro "repén" terminamos en el libre , este tiene bastantes inconvenientes a nivel de sanitarios que a pesar de la cantidad que personal que opta por este no terminan de enmendar......cuatro "rocas" para algunos cientos o miles  lo veo algo escaso.
Al tema, llegamos de viernes a última hora, compramos el pan para la cena y directos a montar el campamento y aportar otra experiencia distinta a Daniel.



Por fin tienda, colchonetas, sacos, esterillas, sillas y demás aperos en su sitio.

Al caer la noche y tras una buena cena de "gitanolander" ( aporte de Xavi Platanakis Bananoski) vamos a disfrutar de la noche bañezana, buena muestra de la afición por la moto clásica son  escaparates de diferentes ramos del comercio engalanados con tales motivos.

Pasada la medianoche en la plaza suena una orquesta con buenos temas bien interpretados y nos quedamos allí hasta unas horas indecentes. Una, dos, tres y mas de cuatro horas me tuvo Daniel al pie del escenario en una plaza que ya no entraba ni un alfiler a macetazos. Acaba el concierto y los músicos que por lo que se ve son conocidos por aquí posan con la gente y Dani se acerca a conseguir su foto . Yo ya soy mas del baile vermú pero esta muchachada me hizo amenas las horas que pasamos frente al escenario.

A partir de este día y tras una invitación de Fernando y Javi a visitar su bus vivienda y una cena antes de un concierto Dani me tiene cual grupi asisistiendo a sus conciertos que además le tratan como a uno más de esa familia viajera.

GRUPO STRENOS


Un par de horas de oscuridad fue lo que tuvimos en la tienda para dormir y cuando luz y calor se aliaron nos levantamos. Buscamos un pincho de tortilla para coger fuerzas y a pasear por el circuito y los boxes callejeros .





El resto del día lo pasamos en la piscina para actualizar el cuerpo a niveles aceptables de humanidad y en ello estábamos cuando Javi de MOTOLEON me llama para comentarme que Daniel vaya para el circuito para recorrerlo en las "safety motos". Para allá fuimos y de esa manera Daniel recorrió en moto el  histórico circuito urbano.



Feliz como una perdíz se bajó de la moto y lo que quedó del día lo dedicamos al alterne , ya bien metida la noche nos encontramos con Manel Kaizen que estaba de ruta "por la zona". Compartimos mesa para cenar y como los cuerpos de todos ya no aguantaban mucho nos despedimos hasta el día siguiente.
La  acampada durante todo el día anterior terminó de llenarse, hoy domingo es el día grande del GP, tenemos otra vez calor y cielo despejado cosa que anima a ponerse en marcha.


Y como de historias de lineas de ferrocarril abandonadas y cosas de esas son de gusto común con nuestro visitante un buen lugar para a quedar con Manel  fue la  vieja estación de la Bañeza. Aprovechando el viaje también venía a pulsar el ambiente de La Bañeza estos días y compartir su vivencia el la revista digital y gratuita Motoviajeros.

Se lo comento a Javi de MOTOLEON y no duda en que Manel de una vuelta con ellos al circuito, que mejor manera de captar el ambiente.




 Y aquí os dejo la crónica en el blog de Manel.

Terminan las carreras sin ningún incidente grave y de nuevo no voy a poner datos de clasificaciones y demás que ya hay gente que lo publica la mar de bien.

Apuramos hasta bien entrada la tarde para deshacer el campamento e intentar que todo vuelva a entrar en la moto, cosa prácticamente imposible.

Otro año mas disfrutamos del evento y esta vez un poco mas especial gracias a los amigos de MOTOLEON y el amigo virtual que ya hicimos carnal.


HASTA LA SIGUIENTE.

lunes, 29 de mayo de 2017

PORTUGAL : MONTESINHO Y BRAGANZA (9-7-2016)

Este fin de semana nos dejó el que manda una escapada de novios, coincidía con la concentración del Lago de Sanabria y como el sol estaba asegurado  hasta allí nos acercamos. Montoneras de motos y personas ya ocupaban todo cuando llegamos y en el primer sitio libre que encontramos aparcamos . 

Paseamos por El Puente de Sanabria que es donde esta el epicentro del evento saludando a algunos conocidos y viendo como se estaba poniendo el tema nos fuimos a comer a una hora "europea". La temperatura va subiendo (78º) y como esta vez íbamos preparados nos acercamos a una de las playas del lago para refrescar . A duras penas encontramos sitio para dejar la moto y también para poner la toalla pero lo logramos, marcamos nuestro territorio e intentamos refrescarnos (85º)metiéndonos al agua, he de decir que hace varias décadas que me sumergí en este lago y hasta este día no me vi con el valor suficiente para repetirlo.

Llega Josantonio y Ana y con ellos pasamos el resto de la  tarde que ya empezaba a acercarse a temperatura de ebullición (89º). Cuando el sol comienza a ocultarse nos despedimos, nosotros seguimos ruta a un lugar mas tranquilo y esperamos que fresco al otro lado de la frontera. Aunque estemos a tiro de piedra nos escapamos poco por Portugal y con esta salida ponemos remedio a ello. Por una entretenida carretera ascendente y con escaso tráfico nos topamos con la señal de entrada a Portugal con los consabidos lìmites de velocidad . Ya están desparecidos los puestos aduaneros donde no hace tanto nos pedían la documentación y se hacía algún registro par evitar el contrabando de azúcar, licores, tabaco, relojes de bronce, toallas, etc, etc...., hoy lo que te da la bienvenida son los mensajes al móvil del cambio de operador.





Seguimos ascendiendo y en Portelo tenemos la señal que nos indica a Montezinho, ahora la carretera serpentea entre pinares y parece que no vamos a llegar nunca. En un alto divisamos el pueblo, por fin, las farolas ya están encendidas y con cuidado circulamos sobre el suelo adoquinado hasta nuestra posada. La anfitriona nos está esperando y dado la hora que era dejamos los bártulos rápidamente para después tras una reparadora ducha bajar a cenar. Tenemos el hotel para nosotros solos, nos ofrece la carta de la que elegimos entre otras cosas bacalao y un vinho verde para hacer honor a la tierra en la que estábamos. La buena calidad de lo que nos puso en la mesa con una inmejorable presentación, el vino verde fresco, el repentino cambio de hora y los cuerpos humanos que empezaban a ser personas nos llevó de un tirón hasta la mañana siguiente.


Salgo temprano a inspeccionar el pueblo que durante la noche paseamos pero sin cámara de fotos.




Un pueblo muy cuidado con rincones interesantes.








Castaños, flores y mucho verde.


En esto siempre me fijo.



Recias casa de piedra.







Es la hora del desayuno, la noche anterior acordamos la hora para no madrugar mucho. Lo que nos puso no entraba en un mesa sola, bollería casera, mermeladas de producción propia, café CAFË...
Como detalle nos preparó un paquetito con dulces que sobraron para el camino, por lo que espero que deduzcáis un lugar recomendable 100x100 y precio normal.




Como detalle insisto en que metiéramos en el patio la moto,  no me suele preocupar este tema pero se que es importante para muchos viajeros en moto.


Y aquí la veterana ya buscando sombra con todo preparado para partir, nos despedimos agradeciendo el buen trato recibido y seguimos viaje a Braganza, ya empezaba a liarme con el horario.

En Braganza llegamos a la plaza del castillo  y buscamos una sombra para aparcar.

Con el lío que llevaba encima del horario y que allí son mas europeos con las horas de apertura y cierre entramos justos para dar un vistazo rápido al interior del castillo.










Salimos de el sobre las 12:30, hora de comer pero como todavía teníamos el liviano desayuno en la primera digestión dimos un paseo sobre las murallas de la ciudadela.





La temperatura había vuelto a subir a unos grados indecentes, calculo que unos 84 sin exagerar , así que lo mejor era arrancar e intentar que el aire circulando en moto nos refrescara, no fue así. El camino a casa lo planifiqué volviendo a Puebla de Sanabria por otra ruta distinta a la del día de anterior y una vez en Puebla volver a tomar fuerzas. Creo que el infernal calor derritió alguna sinapsis neuronal y fue lo que hizo que no viera una bonita señal , me paré para hacer la foto y todo, y siguiéramos por la sierra de la Culebra en la provincia de Zamora dando de lleno con unas interminables rectas flamígeras. Con este panorama fuimos directos para casa y terminar de hacer la digestión allí. Pese a estos últimos avatares un viaje inolvidable para repetir.
No voy a poner datos de la reserva natural de Montesinho y la historia de Braganza esta vez , así que con cuatro golpes de teclado San Gugel os mostrará todo.


La señal de la perdición.


HASTA LA SIGUIENTE.